GRACIAS POR SEGUIRME. Patricia

--------------------------

--------------------------

domingo, 3 de agosto de 2014

Reflexión

Un Deseo



Quiero embeber mi desasosiego en mares calmos.
Quiero subyacer hacia algún sendero firme,
como una rama en otra rama y en otra infinitamente.
Quiero imprimirle a la vida, vida.
Quiero encontrar las cien vueltas idénticas y perfectas sobre mi esencia hasta henchir el cielo.
Quiero, de una vez, ser brisa y suave correr por el callejón que me vio crecer.
Quiero que no sea un sueño, correr....
Quiero que por una vez pueda alcanzar los zorzales que me llenan con su canto cada día,
y quiero regalarles mi manto multicolor de latidos.
Quiero desde lo alto de una montaña observar mi pueblo,
su paz, su lamento en el silencio.
Quiero alzar mis brazos y sentir las corridas de la nada rozándome.
Quiero ser liviana como una bailarina clásica ver huyendo entre mi ser delgado
y estirado lo que hace rato debió retirarse.
Quiero sentir la emoción de otros tiempos, la de las mariposas sobre arco iris.
Quiero, cien vueltas idénticas, porque ya dí noventa y nueve.
Quiero que en la última me sorprenda la armonía y el sosiego del milagro que más ruego.

Para dejarme caer de bruces al fin , entera y en total calma....agradecida.

Patricia Palleres

7 comentarios:

  1. ¡Hermoso blog, Patricia!

    Muy alentadoras tus reflexiones. Te felicito.

    Muchísimas gracias por visitar mi blog y dejarme tu comentario e invitación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Marta Alicia Pereyra Buffazz!!!!!Un abrazo grande!!

      Eliminar
  2. Deseo sinceramente que se relicen todos tus "quieros" de tu poema. Besicos

    ResponderEliminar
  3. TUS LETRAS SIEMPRE SOBRECOGEN. EXCELENTE TU REFLEXIÓN.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Unos deseos preciosos llenos de bellas imágenes.
    Me encantó leerte Patricia.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Locos por Cristo:

Los locos por Cristo creen en milagros divinos.

No hablan solos, hablan con Cristo que siempre los asiste.

Nunca están solos, porque aparte de estar con Jesús, los ángeles son sus amigos.

No buscan las causas de los acontecimientos, sólo los aceptan con obediencia.

Son eternos aprendices, nunca se creen sabios.

Se llevan bien con los pobres, los débiles, los desamparados y todo necesitado por los que sienten gran amor.

Perdonan a los que los ofenden y agravia.

Dejan que se les pegue en las dos mejillas.

Son mansos aunque siempre astutos.

Jamás hacen justicia por mano propia ya que confían ciegamente en la justicia de Dios.

Si se les pide un consejo lo dan sin arremeter con baterías de verdades. Respeta los tiempos de cada uno.

Nada los ata en la tierra, (dinero, moda, reconocimiento, etc) porque su tesoro los está aguardando en el cielo.

No necesitan pedirle hechos sobrenaturales al universo porque son los Hijos del propio creador del universo.

No necesitan meditación trascendental ya que su esencia está en el Todopoderoso.

Tampoco control mental, porque la Divinidad es su centro.

Su primera actividad por la mañana es saludar a Cristo.

Valoran mucho y agradecen a su Señor lo que les provee para alimentarse y sobre vivir. Por lo cual bendicen la carne y los vegetales que comen.

No les interesa que van a vestir, Cristo los viste como a las flores.

No creen en la sexualidad libre, pues nunca profanarían el “cuerpo-templo de Dios”. Tampoco lo agreden con tatuajes, piercing o similares.

Les son innecesarios los libros de autoayuda de autores humanos y falibles, leen la Biblia no como catálogo de normas de comportamientos sino como palabra Divina que edifica el alma.

Les dicen “Locos” porque van contra la corriente del mundo, aunque esto los tenga sin cuidado ya que cuando su maestro estuvo por aquí también lo creyeron “Loco”.

Patricia Palleres

----------------------------------------------------------