GRACIAS POR SEGUIRME. Patricia

--------------------------

--------------------------

domingo, 10 de mayo de 2015

Tantas Veces - Canción


Tantas veces fui ave herida
que quería emigrar.
Tantas veces me reinventé
con las fuerzas divinas.




Y cargada transitaba los caminos
con un hilo de luz, desfalleciendo.
Con mi mundo de creencias por el sendero
y las lágrimas asomando a mis postigos.

Tantas veces fui grito ahogado
con desazón y débil como doliente.
Tantas veces me propuse seguir
aunque la senda ya no se divisara.

Y cargada transitaba los caminos
con un hilo de luz, desfalleciendo.
Con mi mundo de creencias por el sendero
y las lágrimas asomando a mis postigos.

Tantas veces fui ser indignado,
atragantándose las palabras.
Tantas veces me sentí desolada
en la eternidad de tu ausencia.

Y cargada transitaba los caminos
con un hilo de luz, desfalleciendo.
Con mi mundo de creencias por el sendero
y las lágrimas asomando a mis postigos.

Tantas veces fui reflejo
en tus ojos verdes.
Tantas veces tu alegría
me hizo sentir importante.

Hoy, he soltado algunas cargas
transitando los caminos.
Pero, me niego a despejarme de recuerdos.
Ellos, te traen de nuevo a este mundo.


9 comentarios:

  1. UFFFF, PROFUNDAS Y NOSTÁLGICAS LETRAS. PURO SENTIMIENTO!!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis saludos para ti querido amigo y gracias por pasar!!!

      Eliminar
  2. Un poema muy emotivo, me ha gustado mucho.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Charo!!!
      En estas letras intento dibujar de alguna manera, la luz que emerge aun en la desesperación del alma. Gracias por estar aquí!!!

      Eliminar
  3. Una nostalgia de gran belleza. Me gusta mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser sobre vuela a la nostalgia y la analiza, la transforma en poesía.
      Agradezco Sara O. Durán por tu visita!!!

      Eliminar
  4. Siempre queremos hacer que esa.mochila cargada de recuerdos, vivencias y tanto vivido, sea más ligera. Soltaste lastre, ahora toca seguir viviendo.
    Un placer pasar por tus letras, saludos, Oswen

    ResponderEliminar
  5. Siempre queremos hacer que esa.mochila cargada de recuerdos, vivencias y tanto vivido, sea más ligera. Soltaste lastre, ahora toca seguir viviendo.
    Un placer pasar por tus letras, saludos, Oswen

    ResponderEliminar
  6. Hola Antonio Lopez!
    Es así, la vida contnua!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Locos por Cristo:

Los locos por Cristo creen en milagros divinos.

No hablan solos, hablan con Cristo que siempre los asiste.

Nunca están solos, porque aparte de estar con Jesús, los ángeles son sus amigos.

No buscan las causas de los acontecimientos, sólo los aceptan con obediencia.

Son eternos aprendices, nunca se creen sabios.

Se llevan bien con los pobres, los débiles, los desamparados y todo necesitado por los que sienten gran amor.

Perdonan a los que los ofenden y agravia.

Dejan que se les pegue en las dos mejillas.

Son mansos aunque siempre astutos.

Jamás hacen justicia por mano propia ya que confían ciegamente en la justicia de Dios.

Si se les pide un consejo lo dan sin arremeter con baterías de verdades. Respeta los tiempos de cada uno.

Nada los ata en la tierra, (dinero, moda, reconocimiento, etc) porque su tesoro los está aguardando en el cielo.

No necesitan pedirle hechos sobrenaturales al universo porque son los Hijos del propio creador del universo.

No necesitan meditación trascendental ya que su esencia está en el Todopoderoso.

Tampoco control mental, porque la Divinidad es su centro.

Su primera actividad por la mañana es saludar a Cristo.

Valoran mucho y agradecen a su Señor lo que les provee para alimentarse y sobre vivir. Por lo cual bendicen la carne y los vegetales que comen.

No les interesa que van a vestir, Cristo los viste como a las flores.

No creen en la sexualidad libre, pues nunca profanarían el “cuerpo-templo de Dios”. Tampoco lo agreden con tatuajes, piercing o similares.

Les son innecesarios los libros de autoayuda de autores humanos y falibles, leen la Biblia no como catálogo de normas de comportamientos sino como palabra Divina que edifica el alma.

Les dicen “Locos” porque van contra la corriente del mundo, aunque esto los tenga sin cuidado ya que cuando su maestro estuvo por aquí también lo creyeron “Loco”.

Patricia Palleres

----------------------------------------------------------