GRACIAS POR SEGUIRME. Patricia

--------------------------

--------------------------

miércoles, 12 de agosto de 2015

El Drone


(Inundaciones en Lujan de Bs As 2015)


La última invención del hombre
se admiró de la desidia de su creador.
Se elevó pesado pero rápido,
comandado por control remoto.
Por un momento se transformó en los ojos de muchos,
fue obligado a ver de repente
la impactante realidad.


Vio ríos recién nacidos y enloquecidos
bordeados de edificios;
vio pedazos de cosas queridas que se desplazaban dando vueltas
sobre las aguas con la ligereza con que corren los objetos livianos;
trozos de puertas y chapas atascados en los árboles.
Al mismo tiempo los seres lloraban arropando
a sus pequeños hijos gritando de pavor
arriba de escasos techos semifirmes.

El drone
que no fue hecho para llorar,
nos mostró por televisión,
sobre nubes plomizas,
 lo aterrador
sin entender de qué se trataba.

Mientras una manta infantil
flotaba  sin sentimientos igual que él,
 casi pacífica en medio del caos.
Cuando al paisaje desolador
lo acompañaban los sollozos en ecos
de los damnificados.



2 comentarios:

  1. Las inundaciones son terribles y el peor de los daños se los suele llevar casi siempre los más humildes.Besicos

    ResponderEliminar
  2. UFFFFF. MUY TRISTES TUS IMÁGENES.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar

Locos por Cristo:

Los locos por Cristo creen en milagros divinos.

No hablan solos, hablan con Cristo que siempre los asiste.

Nunca están solos, porque aparte de estar con Jesús, los ángeles son sus amigos.

No buscan las causas de los acontecimientos, sólo los aceptan con obediencia.

Son eternos aprendices, nunca se creen sabios.

Se llevan bien con los pobres, los débiles, los desamparados y todo necesitado por los que sienten gran amor.

Perdonan a los que los ofenden y agravia.

Dejan que se les pegue en las dos mejillas.

Son mansos aunque siempre astutos.

Jamás hacen justicia por mano propia ya que confían ciegamente en la justicia de Dios.

Si se les pide un consejo lo dan sin arremeter con baterías de verdades. Respeta los tiempos de cada uno.

Nada los ata en la tierra, (dinero, moda, reconocimiento, etc) porque su tesoro los está aguardando en el cielo.

No necesitan pedirle hechos sobrenaturales al universo porque son los Hijos del propio creador del universo.

No necesitan meditación trascendental ya que su esencia está en el Todopoderoso.

Tampoco control mental, porque la Divinidad es su centro.

Su primera actividad por la mañana es saludar a Cristo.

Valoran mucho y agradecen a su Señor lo que les provee para alimentarse y sobre vivir. Por lo cual bendicen la carne y los vegetales que comen.

No les interesa que van a vestir, Cristo los viste como a las flores.

No creen en la sexualidad libre, pues nunca profanarían el “cuerpo-templo de Dios”. Tampoco lo agreden con tatuajes, piercing o similares.

Les son innecesarios los libros de autoayuda de autores humanos y falibles, leen la Biblia no como catálogo de normas de comportamientos sino como palabra Divina que edifica el alma.

Les dicen “Locos” porque van contra la corriente del mundo, aunque esto los tenga sin cuidado ya que cuando su maestro estuvo por aquí también lo creyeron “Loco”.

Patricia Palleres

----------------------------------------------------------